i see you kissing damn you look good! at espacio la vitrina uniandes

September - October 2007


At the vitrine there is a man, a whore man, a blue man, a funnyman, a macho man, your man! The unique and ideal, a man with weight problems, a man with fishnet stockings, a man who shut up, a man who makes you shut up, a copy maker man, a man who wait and other one who don't do theatre.

In 1989 Maria Teresa Hincapie perform during the Meeting of Latin Americas Popular Theater an action called the vitrine. On it she spent an 8-hour period inside a vitrine of a commercial store place in Bogota’s midtown. While standing inside the vitrine she kissed and wrote with red lipstick over the glass, publishing her reflections about being a woman and a human being in Bogota at the time.

In 2008 Carlos Eduardo Monroy perform, inside an exhibit space for students named the vitrine and action titled I see you kissing Damn you look good! While standing inside the small space Monroy kissed and wrote with red lipstick over the glass, publishing his reflections about being a man, an artist, a copy-maker an a human being in Bogota at the time.    


I see you kissing! damn you look good! I wish I could kiss like you but I can ́t cuz I have no mirror by carlos monroy 

Cuando era pequeño solía darme besos a mi mismo en el espejo, no era precisamente una practica ligada a algún tipo de egocentrismo o algo parecido; supongo puedo pecar al confesar este tipo de cosas, pero lo continúe haciendo hasta los doce o trece años. En esos besos existía algo que hoy no existe al dar un beso y seria errado y simplista decir que era la inocencia, pues a los doce yo ya sabia muy bien en que podía terminar un beso. Esos besos estaban incompletos, digamos que era el deseo latente de ellos, estaba repletos de pasión y ansiosos de recibir algo a cambio, pero la transacción no se llevaba acabo y al mismo tiempo se llenaba, a tipo de excusa, por un “vale”; por uno real, cuando llegue el momento. Supongo mis “vales” ya fueron todos cobra- dos para este momento de mi vida; sin embargo tuve la posibilidad de repetir uno de esos besos hace poco y la sensación no fue molesta, hasta me pareció chistosa la imagen de besarme a mi mismo. Después de reflexionar un poco ante el espejo intente dar excusas que llenaran ese beso, pensé en la probabilidad que en el afán de besarme con alguien real se me hubiera olvidado la sensación de besarme a mi mismo, en seguida negué la presencia de mi otro yo en el espejo y vi el reflejo como un simple reflejo. Finalmente cansado de buscar excusas me volví a besar en el espejo. No se si cuando lo hago me beso a mi mismo o un simple bloque de arena rígido que emite un reflejo, pero en la imagen veo alguna res- puesta a mi pregunta. 

ACTIONS AT THE EXHIBIT

DAY I 

THE MAN AT THE VITRINE  

DAY II

THE BIG KISSER

DAY III

SHUT UP AND KISS MY GLASS with Maria Alejandra Estrada

DAY IV

THE COPY-MAKER